banner-image

Nuestro equipo está formado por personal cualificado y titulado: Educación infantil, inglés, psicología… con un largo recorrido en el mundo de la enseñanza, con continuidad y permanencia en nuestros centros, donde nuestros profesionales enseñarán a los más pequeños a que aprendan los valores más importantes: vivir, jugar, aprender, enseñar y amar.

El equipo de trabajo integrará los principios pedagógicos en la planificación y desarrollo de todas las actividades que se realicen. 

Estos principios corresponden a:

Bienestar: Toda situación educativa debe propiciar que cada niña y niño se sienta plenamente considerado en cuanto a sus necesidades e intereses de protección, protagonismo, afectividad y cognición, generando sentimientos de aceptación, confortabilidad, seguridad y plenitud, junto al goce por aprender de acuerdo a las situaciones y a sus características personales.

Actividad: La niña y el niño deben ser efectivamente protagonistas de sus aprendizajes, a través de procesos de apropiación, construcción y comunicación.

Singularidad: Cada niña y niño, independiente a la etapa de vida y nivel de desarrollo en que se encuentre, es un ser único con características, necesidades, intereses y fortalezas que se deben conocer, respetar y considerar efectivamente en toda situación de aprendizaje.

Relación: Las situaciones de aprendizaje que se ofrecen al niño o niña deben favorecer la interacción significativa con otros párvulos y adultos, como forma de integración, vinculación afectiva, fuente de aprendizaje e inicio de su contribución social. Esto conlleva a generar ambientes de aprendizaje que favorezcan las relaciones interpersonales, tanto en pequeños grupos como en colectivos mayores, en los cuales los modelos de relación que ofrecen los adultos juegan un rol fundamental.

Significado: Una situación educativa favorece mejores aprendizajes cuando considera y se relaciona con las experiencias y conocimientos previos de las niñas y niños, responde a sus intereses y tiene algún tipo de sentido para ellos.

Juego: Enfatiza el carácter lúdico que deben tener principalmente las situaciones de aprendizaje, ya que el juego tiene un sentido fundamental en la vida del niño o niña.

Potenciación: El proceso de enseñanza-aprendizaje debe generar en los niños y niñas un sentimiento de confianza en sus propias capacidades para enfrentar mayores y nuevos desafíos, fortaleciendo sus potencialidades integralmente.

En Busca de su Felicidad

Sabemos que una de las decisiones más difíciles para los padres es separarse de sus pequeños... por eso es muy importante saber que los dejamos en las mejores manos. Por ello, contamos con un alto nivel humano y profesional llenos de ilusión, dedicados al bienestar de todos nuestros pequeños. Valverde es un centro formado por muchas familias, pero todas nacen desde la sonrisa de estos pequeños "Valverdines" y la confianza depositada en nosotros durante generaciones por padres y madres.
Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
Instagram